11 mar. 2015

Bitcoin: Iniciamos el despegue

Bienvenidos a esta novena edición de Pulso Bitcoin. En el artículo anterior planteamos acertadamente el “arranque” de la cotización del Bitcoin de manera alcista.  En este nuevo artículo nos centraremos en el despegue, a diferencia de los anteriores donde nos hemos centrado en ofreceros un análisis a nivel fundamental sobre lo que sustentar y poder “arrancar” Bitcoin y la oportunidad que representa, esta semana nos centraremos en dar una orientación del mercado a nivel técnico, análisis técnico. Abróchense los cinturones, despegamos.

Para llevar a cabo este análisis, haré uso de directrices sobre el gráfico, tanto en el gráfico del precio como en indicadores, e indicadores que apoyaran una conclusión final basada en probabilidad.
Partiendo de la base de que Bitcoin, como activo, sufre procesos de acumulación y posteriormente de distribución, los indicadores que utilizaremos para hacer nuestro análisis son:

·         El “estocástico”/RSI, que si bien son indicadores distintos, los usaremos en conjunto para proponer una conclusión única sobre el estado de sobrecompra/sobreventa del mercado.
·         El “momentum”, con el cual veremos en términos generales, cuanta “gasolina” le queda a nuestro cohete dentro de esta tendencia que vio sus inicios en los mínimos absolutos del 2015 próximos a 150€.

Además, identificaremos algún patrón que el mercado ha venido ofreciéndonos y que podrían darse nuevamente en el medio plazo (aunque a la inversa y de manera alcista) y tendremos siempre como premisa principal el volumen como el indicador principal que da peso a una tendencia.


Así pues, el análisis del gráfico atendiendo al precio únicamente, actualmente se nos presenta de la siguiente manera:



En el gráfico, podemos apreciar que a partir de julio, se inició un patrón “jay-hook” bajista desde los 630$ a los 280$ de mínimo con un pequeño retorno a los 460$, a partir de donde se inicia nuevamente, un segundo “jay-hook” bajista desde noviembre hasta la actualidad.



Quedando la zona de mínimos del primer “Jay-Hook” bajista como resistencia a la altura de los 300$. Además, añadimos una zona de suelo importante en 200$ y una resistencia importante en los 400$ correspondientes al soporte de Abril del 2013, que a su vez ejerce de resistencia en el primer “Jay-Hook”. El resultado es el siguiente:



Si atendemos a los indicadores mencionados al principio: (Volumen, Stocastico + RSI y Momentum)

Volumen:



Si atendemos al volumen, nos encontramos que desde el pico máximo desde los mínimos de 166$, el volumen ha ido descendiendo considerablemente semana tras semana mientras que el precio, por el contrario, ha seguido subiendo (divergencia volumen/cotización) lo que podría indicarnos el inicio de un pequeño proceso de corrección del precio.

Si atendemos al Relative Strenght Index (RSI) así como al estocástico para medir si estamos en puntos de sobrecompra o sobreventa tanto en el medio plazo como al corto plazo:




Lo que vemos (Cotización – RSI – Estocástico) en términos de medio plazo es la ruptura clara de la tendencia en ambos indicadores y su resultado en el precio. En el corto plazo, podríamos observar una pequeña corrección del precio, si nos apoyamos en el testeo de la directriz de máximos del indicador RSI o bien por el rebote en la directriz que ejerce de resistencia, nuevamente nos puede llevar a pensar en que a corto plazo, el precio puede corregir ligeramente para “desaturar” el mercado pero por el contrario en términos de medio plazo, la ruptura podría no haber hecho más que empezar pues en términos generales, el mercado se encuentra en una etapa de sobreventa.

Por último, y ya como pretexto para sacar nuestra conclusión final de este análisis, si atendemos al indicador Momentum:


Lo que vemos es el reflejo en el indicador de la acción del precio claramente de manera alcista, aumentando el valor del indicador, pero que a su vez, vemos como parece haberse topado con un punto de resistencia, coincidente con el punto de momentum máximo anterior de diciembre 2014, por lo que nuevamente, de cara al corto plazo, cabría esperar una pequeña corrección del precio.

En cambio, en términos generales, de medio plazo y salvando la posible corrección, que no tiene porqué indicarnos que la tendencia se haya acabado, lo que se aprecia es que el sentimiento del mercado ha cambiado de bajista a alcista.

Estamos en medio de un proceso de acumulación en donde progresivamente iremos viendo como las compras, de alto volumen, y las ventas, intentando “maquillar” las subidas del precio y a menor volumen… no podrán, normalmente retornar los movimientos alcistas al origen y cada vez veamos mínimos mayores dentro de la cotización, tal y como lleva pasando todo el mes de Febrero y Marzo, por lo que el podrían darse nuevamente, aunque de manera alcista, “Jay-Hook” una vez se supere la barrera de los 300$

Por tanto, como conclusión final a todas estas piezas del puzle que hemos creado en este artículo, Bitcoin se presenta como una oportunidad, el gráfico nos indica que existe un punto de inflexión en la cotización y un retorno de manera alcista con gran fuerza. Lo normal es que el precio oscile, como siempre, pero no debemos de perder la perspectiva, el mercado está de nuestro lado, las bases sobre las que se sustenta Bitcoin (como soporte tecnológico) también y la atracción de nuevo capital fresco hacia este mercado es noticia día sí y día también.

Es tiempo de ser optimista, de valorar oportunidades y de apoyar Bitcoin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario